viernes, 4 de octubre de 2013

Trenzar con hilos de plata

Iniciamos nuevo curso,

Primera tarea dibujar nuestro proyecto para este curso escolar.

Mientras vamos dibujando os dejo este vídeo a petición de María Luisa


martes, 18 de junio de 2013

viernes, 7 de junio de 2013

Iniciación Orfebrería/ 1eras. Piezas


Video-presentación de nuestras primeras piezas elaboradas en el Curso de Orfebrería 2012-2013.

Para quién no pueda visualizarlo aquí en el blog, está este enlace a Youtube también:
http://youtu.be/SvAnzUiIQPA

jueves, 6 de junio de 2013

TEXTURAS DE TERMINACIÓN EN LAS JOYAS


TEXTURAS DE TERMINACIÓN EN LAS JOYAS


ARTÍCULO PUBLICADO EN:
Las texturas dan terminación y belleza a las joyas,  hay muchísimas texturas ya que no hay límites para la creación de las mismas, cada artista inventa la textura de acuerdo a la manera que pretenda realzar su diseño.




Lo que debe quedar claro es que las texturas deben ser parte del diseño de la pieza, es decir desde un principio deben estar pensadas, y jamás utilizarlas para reparar errores, pues por mas que queden bien ya no será el diseño creado en la mente de su autor, será otra cosa que probablemente no conforme al artista.

Cuando algo me sale mal en el taller intento repararlo pero jamás modifico el diseño, si no tiene solución comienzo de nuevo el trabajo y luego reciclo lo que se pueda de los materiales para el mismo trabajo o para otro.

Leyendo el libro Acabados decorativos en joyería de Jinks McGrath  aprendí muchísimas texturas que no conocía, en realidad es un gran muestrario de posibilidades, el lector interesado podrá ampliar este artículo en dicha bibliografía.

A modo de ilustración, a continuación se exponen algunas de las técnicas de texturado:

MARTILLADO:

Se realiza simplemente martillando el metal con la punta de un martillo, según sea la punta del martillo se generará una textura determinada. A medida que se martilla el metal se endurece por lo que de vez en cuando hay que recocer el metal antes de seguir martillando.

Para hacer esta tarea se debe colocar debajo del metal algo duro como una planchuela de hierro y una zuela.

Para el dije de la fotografía siguiente se procedió a martillar la chapa con un martillo chiquito de punta cuadrada, para lograr la textura de fondo antes de la confección de la pieza:


Esta pieza tiene varias técnicas: martillado, ribete moteado rodeando a las perlas naturales,
 apliques fundidos en los bordes, patinado  y labrado en el tubo para la cadena


ESTAMPADO:

Se utilizan punzones o elementos que pueden marcar al metal al ser golpeados por un martillo o sometidos a algún tipo de presión como por ejemplo una morsa. Los punzones pueden tener infinitos motivos y la elección dependerá exclusivamente del diseño. Puede tener puntos, trazos, figuras, etc.  En el dije siguiente se puede ver un estampado de fondo hecho con un punzón chato para resaltar el trozo de caracol:



CINCELADO:

El cincelado es una técnica que consiste en transformar una lámina de metal en un bajorrelieve dando golpes de martillo sobre un punzón llamado cincel.

El cincelado es una técnica tan importante que ya dediqué un post exclusivo a ella. A continuación se muestran chapas ya cinceladas en espera de ser incorporadas a alguna joya:




APLIQUES SOLDADOS:

En la fotografía siguiente se pueden observar apliques irregulares de trozos de chapa rellenando los filetes que también son apliques, a efectos de crear una textura decorativa. También se observa que los bordes del brazalete tienen apliques que simulan un fundido irregular a modo de terminación evitando que la chapa tenga el filo vivo:

Esta pieza tiene varias técnicas de acabado, textura por apliques soldados,
estampado con punzón de punta cilíndrica fina, granulado y patinado


GRANULADO:

Consiste en incorporar pequeños gránulos de metal a una superficie, estos granos se obtienen fundiendo trozos de metal sobre la piedra de soldar con el soplete. Debido a la tensión superficial de los líquidos las gotas tienden a ser esféricas tratando de mantener en equilibrio el menor estado de tensión.

En la fotografía siguiente se ven tres granos esféricos de distintos tamaños colocados a la izquierda del dije y tres en la parte inferior como decoración, por otra parte tiene un moteado que rodea al spóndylus rojo:

Acabado con apliques, granite, granulado y ribete moteado

También se pueden obtener gránulos irregulares como la superficie del anillo siguiente, para lograrlos se hacen los gránulos normalmente y se aplastan con una piedra refractaria rápidamente antes de que solidifiquen:



LABRADO:

El labrado es una de las mas bellas terminaciones que se pueden dar a una joya, se puede hacer de dos maneras:

  Burilado: esta terminación se hace con buriles como los que se muestran a la izquierda en la fotografía siguiente:



Es importante mantener los buriles bien afilados para lo cual se pueden afilar con una rueda de carborundo, pero deben ser terminados en una piedra de Arkansas. En la fotografía anterior se ven al medio la rueda de carborundo y a la derecha una legítima piedra de Arkansas.

En la fotografía siguiente se ve una pulsera con forma de pluma que fue burilada a mano, para dar la textura de pluma:

Técnicas usadas: labrado con buril en la pluma, labrado
con torno de mano en la filigrana que rodea la turquesa y patinado

Con torno de mano: Se puede usar un torno de mano para producir hermosas texturas, hay muchísimas puntas diamantadas que pueden ser usadas a tal fin. En la fotografía siguiente se muestra una pieza que fue terminada con torno haciendo estrías en una sola dirección a la derecha arriba y a la izquierda abajo:


Técnicas usadas: acabado liso, labrado con torno de mano, granulado y ribeteado moteado


RIBETEADO Y MOTEADO:

El moteado consiste en producir alteraciones en un alambre o una chapa de modo que queden motas, es decir unas pequeñas interrupciones en el brillo de la luz a modo de pequeñas manchas redondas que dan un bello efecto a las superficies brillosas.

Para su logro se debe pulir bien la superficie a motear y luego con una fresa diamantada redonda y el torno de mano se hacen las motas en los lugares previstos en el diseño.

Es común hacer ribetes alrededor de las piedras engastadas ya sean lisos o moteados a efectos de realzar la piedra, el mismo se puede hacer con un alambre liso o una media caña soldada alrededor del engaste.

En la pieza de la fotografía anterior se puede ver un ribete moteado que permite realzar la capillita de hueso.


TERMINACIÓN LISA, SATINADA, MATE Y GRANITE:

La terminación lisa se hace con pulido utilizando pastas, cepillos y paños a altas revoluciones, el objetivo del acabado liso es lograr una superficie brillosa, sin embargo hay veces que se desea lograr superficies satinadas que reflejen la luz muy levemente con lo que luego del pulido se pasa una piedra muy suave o frotando con una lija de agua. Pero a veces no se necesita brillo en ese caso se realiza un acabado mate para ello se puede hacer un arenado, protegiendo las zonas que se quieren conservar y dejando caer un chorro de arena desde una altura de 2 metros o usando un soplete de arena.

Otras veces hace falta dar apariencia de piedra a un metal por lo que se recurre a un granite realizado con un torno de mano y una punta adecuada.

En el broche siguiente se puede observar que en parte tiene un acabado brilloso y la chapa de abajo tiene una superficie granite:


Este trabajo es muy complejo, tiene apliques, una terminación granite y patinado



GRABADO AL ÁCIDO:

El grabado al ácido es una técnica orientada a crear motivos sobre una superficie metálica, para ello se debe pintar con cera la pieza y luego con un escalpelo o un punzón dibujar liberando la superficie que atacará el ácido.

Para el oro se usa una solución de 10 partes de agua por 1 de agua regia (1 de ácido nítrico y 3 de ácido clorídrico), en recipiente de vidrio.

Para el cobre, plata y alpaca:   se usa una solución de 3 partes de agua por 1 de ácido nítrico en recipiente de vidrio.

Luego del baño de ácido se debe lavar bien la pieza con agua, luego se quita la cera con aguarrás o alcohol y finalmente con detergente agua caliente y un cepillo de dientes.

Un consejo use guantes de goma y máscara para la cara y eche siempre el agua al ácido y no al revés  para evitar proyecciones del ácido.


PATINADO:

El patinado es una técnica orientada a dar una apariencia de envejecido a una pieza, se realiza por medio de un tratamiento químico que según sea el metal será la sustancia de ataque, pueden ser ácidos o sales.

Las pátinas pueden dar diferentes colores de acuerdo a la oxidación producida. Una pátina que uso habitualmente con la plata es un baño de sulfato de potasioque produce un color negro.

El anillo granulado presentado arriba fue patinado con sulfato de potasio. El brazalete texturado presentado en la primera fotografía fue ennegrecido con esta técnica.

Para esta técnica se debe usar un recipiente pirex ya que para lograr un ataque óptimo debe llevarse a hervor la solución, apagar el fuego y depositar la pieza en el baño.

Para conservar el sulfato de potasio debe guardarse la sal en un recipiente hermético y privado de la luz, por lo que es conveniente envolver el recipiente con un papel oscuro.


RETICULADO:

El reticulado es una textura con relieves obtenidos por exceso de calor sobre la plata. Cuando una chapa es recocida varias veces y finalmente sometida a un sobrecalentamiento con el soplete, se producen ondulaciones como pliegues en la misma como las que se pueden apreciar en la chapa que sirvió de base para el anillo que se presenta en la fotografía siguiente:


La técnica principal de este trabajo es el reticulado dado a la chapa de plata,
a la que luego se hicieron apliques en plata, cobre y bronce


ESMALTADO:

Esta técnica no solo da belleza sino que aporta color en la terminación de los metales, no describiré la técnica pues el tema es tan extenso que le he dedicado una sección exclusiva en este blog.

En la fotografía siguiente se ve un broche que representa un patín de hielo con la técnica cloisonne con diferentes tonos de esmalte en degrade:



INCRUSTACIÓN:

Consiste en obtener una superficie de un metal que sirve de base con otro contrastante metido adentro, hay varias técnicas, una consiste en hacer un surco en el metal base y luego introducir un alambre de otro metal contrastante y luego martillar de modo que el alambre quede embutido por deformación del material. Otra técnica consiste en hacer el mismo procedimiento anterior pero en vez de martillar se aplica el soplete de modo que se produzca un fundido.

BIBLIOGRAFÍA:
JINKS Mc GRATH. 2007. Acabados decorativos en joyería. Editorial PROMOPRESS (Barcelona)

lunes, 27 de mayo de 2013

FORMULAS DE ELABORACIÓN DE SOLDADURA DE PLATA

Hoy Rogelio nos comparte:

FORMULAS DE ELABORACIÓN DE SOLDADURA DE PLATA





Formulas de elaboración de soldadura de plata (para oro son distintas)
En la soldadura de Plata, la cantidad de Zinc que se encuentra presente es el que va a determinar el punto de fusión de la soldadura, (Ag = Plata; Cu = Cobre Cd = Cadmio y Zn = Zinc).

Los diferentes tipos de soldadura de plata son:

Extra Dura: 
80% Ag + 16% Cu + 4% Zn (Punto de fusión a 809 ºC)

Dura: 
76% Ag + 21% Cu + 3% Zn (Punto de fusión a 773 ºC)

Media: 
70% Ag + 20% Cu + 10% Zn (Punto de fusión a 747 ºC)

Suave: 
60%Ag 25% Cu 15% Zn (Punto de fusión a 711 ºC)

Extra Suave: 
50% Ag + 15% Cu + 15% Zn + 20% Cd (Punto de fusión a 681 ºC)
FORMULA SENCILLA:
La soldadura de plata se puede fabricar mezclando Plata .925 o 950 con el 50 % de Latón. Por ejemplo: a 10 g de Plata .925 se le adicionan 5 g de Latón; dando un total de 15 g de Soldadura de Plata de punto medio de fusión (la que usamos). 
Nota:
Una forma sencilla de elaborar Soldadura de plata con diferentes puntos de fusión es mezclando solamente el Cobre, la Plata y el Latón en las siguientes proporciones Latón y Plata Fina. ( Latón = 65% Cobre + 35 % Zinc ). El punto de fusión del Zinc es de 419 ºC y se vaporiza a los 907 ºC
Soldadura Dura: 19g Ag + 3g Latón + 3 g Cu
Soldadura Media: 17.5 g Ag + 7.2 g Latón + 0.3 g Cu
Soldadura Suave: 15g Ag + 10.8 g Latón
saludos
Rogelio

domingo, 24 de marzo de 2013

miércoles, 6 de marzo de 2013

cincelado un foro interesante

Hola compañer@s

Os dejo este link de un foro de grabado con tutoriales y material interesante.

GRABADO MANUAL .COM

cincelar


CINCELADO A MANO

El cincelado es una técnica de orfebrería queconsiste en transformar una lámina de metal en un bajorrelieve dando golpes de martillo sobre un punzón llamado cincel.

Es común ver chapas con bajorelieves hechos por estampado con un martinete y confundirlo con el cincelado a mano, si bien ambos procesos llevan al mismo fin (deformar el metal), el estampado es un proceso que puede producir miles de piezas industrialmente con el mismo dibujo en poco tiempo, mientras que el cincelado a mano produce una pieza única artesanalmente, por lo que el cincelado es artístico.  

En la fotografía de arriba se puede observar un mate porongo decorado con una cobertura realizada con esta técnica sobre chapa de 0,40 mm de alpaca.

La tarea de cincelado arranca con un buen diseño, yo lo hago en papel dibujando varios bocetos hasta que encuentro alguno que me guste y esté convencido que es lo que quiero hacer y es ese  el diseño que llevo al taller, ya que la tarea artística no está exenta de una buena planificación. Una vez comenzado el trabajo no se puede cambiar de opinión pues la deformación del metal es irreversible.

Los cinceles pueden comprarse hechos o hacerlos uno mismo, curiosamente cada vez que se desea hacer una pieza con un dibujo jamás encontramos el punzón que se adecúe completamente al diseño, por lo que generalmente se termina haciendo un nuevo punzón y así nos vamos llenando de herramientas con el tiempo:


Para hacer un cincel hay que tomar un trozo de hierro dulce, tallar la punta con limas adecuadas, pulir con tela esmeril de distintos grosores comenzando con 600 y terminando en 1200 esto es necesario para que el cincel no deje marcas en el metal cuando por el golpe produzca la deformación. Finalmente se debe endurecer la punta calentado con el soplete al rojo vivo la misma e introduciendola en un recipiente con aceite quemado de autos, dejando el cincel allí hasta que se enfríe, este proceso térmico modifica el estado molecular del material endureciendo la superficie. Esto es necesario para que en el trabajo el cincel no sufra desgaste ya que deberá aguantar miles de golpes durante la tarea de una pieza.

Por otra parte es necesario fijar la chapa de la pieza a una pasta de cincelar que permita por un lado mantener firme la pieza sin moverse y por otro aguantar los golpes dados con el martillo sobre el cincel, evitando la deformación excesiva de la chapa. Para ello se puede usar una morsa especialmente diseñada a tal efecto en la que se fija un taco de madera con la pasta o mas rudimentariamente una piedra pesada sobre la que se pega un poco de pasta de cincelar, calentamos la misma con el soplete y fijamos la pieza, luego rellenamos todos los huecos con pasta de cincelar, como se observa en la fotografía siguiente:


Una vez fijada la chapa a la pasta de cincelar solo queda transferir el diseño del papel dibujando sobre la chapa con una fibra indeleble y comenzar a golpear con el martillo sobre el cincel apropiado para provocar un hundimiento que en cada punto de la superficie logre el efecto deseado.


A partir de ahora las únicas herramientas que harán falta para lograr la pieza son la paciencia, el amor y la creatividad que el verdadero artesano pone en su trabajo.


COMO SE HIZO EL MATE:

Para lograr el diseño de la obra que se expone en este artículo, se elaboraron piezas de chapa con las partes cincelando cada una por separado y finalmente se hizo el montaje soldando las mismas.

El trabajo se planteó en 4 etapas: la corona, el escudo, la base y las patas. La corona a su vez se hizo en dos partes: el cono y la corona propiamente dicha que luego fueron soldadas.

En la fotografía de la derecha se pueden observar los detalles de la corona, chapa cincelada con una guarda que tiene plumas, una corona calada con flores, y una rodocrosita (piedra típica de Argentina) engarzada. 

Se puede ver también el ribete de terminación bordeando la periferia de la chapa hecho con alambre mediacaña de 2x1mm.



En la fotografía de la izquierda se ve el escudo cincelado y ribeteado con alambre 0,8mm de diámetro.











En la fotografía siguiente se puede ver la base del mate tambien cincelada y soldada al trípode formado por las patas.

Cada una de las patas fue construida en forma separada haciendo un alma de chapa de 1 mm de espesor,  ambas caras fueron cinceladas en chapa de 0,40mm y soldadas al alma de metal. La terminación es un ribete de media caña.






Para fijar las piezas cinceladas al mate se diseñó un sistema de ajuste con tiradores en la parte de atrás como se puede observar en la fotografía siguiente:




COMO SE HIZO LA BOMBILLA:


Para lograr la bombilla se partió de un tubo de alpaca 0,8 cm de diámetro y de chapa 0,50 mm para "el coco".

El tubo se cinceló apoyando sobre una zuela gruesa que evitaba la deformación de abajo, mientras que en el interior se colocó un hierro liso redondo de un diámetro un milímetro mas chico que el tubo a efectos de aguantar los goles del cincel.

Para el coco se hicieron dos círculos de chapa lisa y se los deformó con una técnica de batido (que describiré en algún otro post) sobre un dado con mediacaña y punzones redondos, logrando dos semiesferas huecas. Luego se caló la de arriba y se perforaron ambas mismas. Finalmente se soldaron colocando un ribete para dar terminación a la unión a modo de tapajunta.

Se adornó con una rodocrosita engarzada haciendo juego con el diseño del mate, el resultado es el siguiente:

martes, 5 de marzo de 2013

esmaltado a soplete



ESMALTADO A SOPLETE SOBRE METALES

Aprendí esta técnica de mano de un viejo platero, que ya no quería trabajar porque la vista no le daba, y accedió amablemente a enseñarme, era una forma de que no se pierda el oficio, ya que en la actualidad no es una técnica muy usada, los hornos han reemplazado esta tarea. Por esa razón es que la publico para ver si hay interesados en que no se pierda el oficio.

Sin embargo para pequeñas piezas de joyería es una técnica muy práctica, ya que con ella nos evitamos la tarea de calentar el horno, por otra parte si hacemos pequeñas piezas no necesitamos comprar ni alquilar un horno, a la vez se disfruta de un espectáculo único, que es ver como se va transformando el esmalte en vidrio, y por último también está la satisfacción que la pieza terminada nos otorga, satisfacción inigualable y única de haber logrado el producto por nuestros propios medios.

Todas mis piezas son esmaltadas a soplete, ya que las joyas tienen pequeñas partes esmaltadas, por lo general con fines decorativos y no hay grandes superficies que cubrir.

No hay ninguna limitación aparte del tamaño de la pieza para esta técnica. Con respecto al metal, mi experiencia se limita al esmaltado únicamente sobre  metales cobre, plata y alpaca. No he tenido ningún problema de rechazo del esmalte (en la jerga se dice que el esmalte se salta). Si se esmalta sobre alpaca es común que se salte el esmalte, si no tenemos la precaución de lograr una cobertura con esmalte de toda la superficie a esmaltar en la primera cocción.

Tampoco he tenido problemas con las distintas técnicas de esmaltado propiamente dichas, cloisonné, champlevé, plique a jour, antorchado, etc. que iré detallando en otros post.

Para aprender esta técnica recomiendo que se comience con una chapa batida que es un proceso sencillo de lograr, en la fotografía de la izquierda se puede ver una chapa rectangular hecha con esta técnica.
La chapa redonda en la misma fotografía es unachapa embutida.

Las cuentas que se ven al pie se hacen con una técnica de antorchado que detallaré en otro post y que es conveniente aprender ya cuando se tenga experiencia, pues se trabaja a fuego directo y si se es principiante se puede quemar el esmalte.
 
Luego puede hacer un movido en caliente como el de la fotografía de la izquierda.

Luego se puede seguir con un cloisonné como el que se ve en la fotografía de la derecha. Para esta pieza, se soldaron los alambres que separan la figura a una chapa de cobre batida, también fueron soldados unos gránulos de plata y una semiesfera lograda por embutido.

El método de cloisonné usado en esta pieza no es el habitual, en el que los hilos son finitos y se pegan con CMC, aquí el alambre de 0,8mm de diámetro juega un papel decorativo en la textura además de separar los colores del esmalte. Después de dos capas de color liso y de nivelar el esmalte, se procedíó a oscurecer los bordes en una nueva cocción para dar realce al diseño antes de la terminación.

A medida que se adquiera experiencia se podrá ir avanzando hasta hacer cosas difíciles como el plique a jour que se ve en la figura siguiente, donde el esmalte está sostenido sólo por una estructura de alambre de plata de 0,8mm de diámetro pareciéndose a un pequeño vitreaux:
 

En el sitio http://www.linealibre.com.ar/ , un sitio fantástico dedicado exclusivamente al esmalte, hay una galería de artistas donde el lector podrá encontrar algunos trabajos míos con distintas técnicas (entre ellos esta mariposa)  y  muchas obras esmaltadas de otros autores que es un placer ver. Además en ese sitio se pueden adquirir todo tipo de materiales para esmaltar, y también aprender técnicas básicas (yo aprendí muchas cosas mirando ese sitio).

PREPARACIÓN DEL METAL:

La preparación del metal incluye lograr una pieza metálica con una cavidad o una superficie apta para recibir el esmalte, puede ser un batido que se logre dando golpes con martillo hasta obtener la forma deseada, otra puede ser un embutido que hagamos con la embutidora si deseamos una pieza semiesférica o cilínidrica, unas cavidades hechas dentro de un metal, una estructura de alambres,o simplemente una superficie lisa con los bordes limados y pulidos, etc.

En la fotografía siguiente se ve el trabajo de una pieza de cobre en proceso de batido a martillo sobre un yunque de joyero:
  

En la fotografía siguiente se ve el trabajo de una pieza de alpaca embutida a martillo utilizando una embutidora de joyero:



En la fotografía siguiente se ve el reverso de unas piezas de cobre batido a martillo despues de esmaltarlas, como se puede apreciar no tienencontraesmalte ya que el mismo no es necesario debido al pequeño tamaño de las mismas. Además antes de ser engarzadas en un joya el reverso de la piezas se deben rellenar con masilla de artesanos para protejerlas durante la manipulación. 


PRUEBA DE LOS ESMALTES:

Es importante antes de esmaltar la pieza destinada a la joya, hacer pequeñas muestras para ver los colores definitivos que quedarán después de la cocción, ya que hay diferencias entre el color del polvo y el del catálogo. En la fotografía siguiente se ven trocitos de chapa de descarte con pruebas realizadas con este fin:



PREPARACIÓN DE LA MESA DE TRABAJO:

Primero hacer una jaula de alambre tejido como la que se ve en la fotografía siguiente.
Preparar un vidrio a modo de paleta.
Elegir los colores y un gotero con agua destilada.
Tener un trapo limpio para limpiar la punta de la microespátula.
Preparar la microespátula.
Preparar el cepillo de vidrio o un cepillo de dientes de cerda dura.
Preparar la piedra de carborundun.

De izquierda a derecha se ve la jaula de alambre, la pinza de acero inoxidable, limas de matricería, una microespátula con dos punta (chata redondeada y en punta), las piedras de carborundum y un pincel de cerda blanda. En la parte superior se ven los esmaltes, el vidrio para preparar las pastas y el gotero con agua destilada.


En la fotografía siguiente se pueden ver varios tamices para espolvorear esmaltes y un pincel de vidrio (color verde), en la parte superior se puede ver una flor con compartimentos celulares donde se pueden preparar esmaltes como alternativa al vidrio y hojas de paillón de plata que se usan para dar profundidad con brillo metálico a los esmaltes transparentes:


TÉCNICA DE ESMALTADO A SOPLETE:

La técnica tiene los pasos básicos de cualquier esmaltado, con algunas prticularidades:
  1. Limpieza del metal
  2. Colocación del esmalte
  3. Cocción con el soplete
  4. Enfriado de la pieza
  5. Nivelado del esmalte
  6. Terminación
  7. Limpieza y pulido
LIMPIEZA DEL METAL:
Calentamos la pieza con el soplete, la sumergimos en ácido sulfúrico diluido al 10% (una parte de ácido y 9 de agua destilada). Esta operación se debe hacer en ambiente ventilado y tratar de no acercar la cara al recipiente del ácido mientas se limpia la pieza, ya que al estar caliente y en contacto con el ácido, se desprende vapores sulfurosos que hacen mal a las vías respiratorias, yo suelo ponerme una máscara de gases por un ratito, mientras límpio con ácido la chapa y luego me la quito.

La pieza se saca del ácido con pinzas de acero inoxidable enseguida, pues el ácido corroe los metales, debe sólo limpiarse y no adelgazarse.

Seguidamente con la pinza metemos la pieza limpia bajo el chorro de agua para enjuagar y eliminar el ácido, y con una esponja de virulana de aluminio se limpia, si es necesario para limpiar algún rincón, se puede usar alguna lima de matricería, finalmente se enjuaga y no se toca la superfice con los dedos pues transmiten grasitud. Manipular siempre con pinzas. El esmalte solo se pegará si la superficie está completamente limpia.

Si se trata de metal de alpaca (o metal blanco) la limpieza se hace en frío y sumergida en una solución de ácido nítrico, veremos que la pieza comienza a burbujear y es el momento de retirarla, enjuagarla, secarla con un trapo y pasarle un cepillo de bronce para eliminar los restos de la oxidación del proceso de soldado.


COLOCACIÓN DEL ESMALTE:
Preparar el esmalte poniendo un poco de polvo sobre un vidrio plano a modo de paleta y con una gotita de agua destilada hacer una pasta utilizando la microespátula, yo uso un vidrio pues en el esmaltado hay que dar varias capas hasta obtener un espesor de 0,8mm y si hay varios colores hay que preparar diferentes pastas. Una recomendación es evitar contaminar los esmaltes al tapar los frasquitos, pues es bastante fácil distraerse e intercambiar las tapas.

En está etapa se pueden colocar los esmaltes definitivos o dar una base con algún esmalte de base ya sea opaco o transparente, la única condición es queen la primera cocción quede toda la superficie cubierta pues de lo contrario donde no se pegue el esmalte se producirá una oxidación y luego habrá que hacer limpiezas complementarias.

Para la tarea se utilizan microespátulas con las que se coloca el esmalte sobre la superficie. Una vez colocado el esmalte se puede optar en dejar secar la pieza a temperatura ambiente o secarla con el soplete colocando la pieza sobre la jaula de alambre y dando calor de abajo, pero con el soplete alejado 20cm de la pieza, ya que si acercamos el fuego a la pieza el agua de la pasta se convertirá en vapor y saltará saliéndose de su ubicación con la consiguiente pérdida de tiempo, ya que habrá que agregar de nueva pasta en los lugares que salte. Una vez seco ya no se saltará. 


También existen otras técnicas de colocación de esmalte como el espolvoreado, la pintura, para espolvorear se usan los tamices vistos arriba.

COCCIÓN CON EL SOPLETE:
Primero revisamos que no hayan corrientes de aire en el lugar donde esmaltaremos la pieza.

Estando la pieza seca iremos acercando el soplete de a poco con el objeto de ir aumentando la temperatura de la pieza gradualmente, veremos que va cambiando de color pasando a gris oscuro o negro (depende del color del esmalte) luego llegará a un naranja, allí hay que estar atento pues rápidamente pasa a rojo vivo y es allí el momento de retirar el soplete. Una recomendación:no hay que dejar el soplete en un punto fijo de la pieza pues se puede fundir, mover las soldaduras o quemar el esmalte, en todo momento hay que ir moviendo y haciendo círculos con el soplete debajo de la pieza hasta cocinar el esmalte cosa que ocurrirá a los 850-950ºC, la plata se funde a 960ºC y la soldadura tiene punto de fusión aún menor.


ENFRIADO DE LA PIEZA:
Inmediatamente se termina de cocinar el esmalte, se debe dejar la pieza en lugar cálido a efectos de evitar un enfriamiento brusco y la posterior fractura del esmalte (no hay que olvidar que el esmalte es un vidrio y por lo tanto sensible a los cambios bruscos de temperatura, si se enfría de golpe se puede fisurar).

Yo utilizo un foco de 75watts que acerco a la pieza a efectos de que se enfríe gradualmente, a medida que va enfriando irán aparececiendo los colores del diseño.


NIVELADO DEL ESMALTE:
Una vez fría la pieza es necesario nivelar la superficie esmaltada a efectos de eliminar malformaciones, puntas, alguna improlijidad que haya quedado, etc. También es importante pues el nivelado permite igualar el espesor del esmalte y observar los lugares que quedaron hundidos, a los que habrá que rellenar.

Para la tarea se utiliza una piedrita de carborundun y la tarea se hace bajo el agua, ya sea en un recipiente de agua o bajo un chorrito de la canilla, este último método tiene la desventaja de que se gasta mas agua (un recurso escaso). A efectos de eliminar los restos la limpieza final se hará usando un pincel de vidrio mientras se enjuaga con agua.

TERMINACIÓN:
Antes de la terminación se deberán repetir los pasos anteriores todas las veces que haga falta. Una vez que estemos conformes con el esmalte se procede a terminar la pieza para lo cual se pinta con un pincel colocando una capa finita de esmalte de terminación, que es un esmalte transparente de baja temperatura (debería fundir a 650ºC). Esta capa otorgará brillo y protegerá el esmalte. A partir de ahora la pieza estará lista para integrar la joya con el resto de los elementos que componen el diseño.


LIMPIEZA Y PULIDO:
La limpieza final consiste en pulir los alambres del cloisonné o los granos de la pieza eliminando los restos de la oxidación. Si los esmaltes utilizados son importados (franceses o alemanes) se puede sumergir la pieza en una solución de ácido suave. Pero si se usaron esmaltes nacionales, la limpieza deberá ser a mano con tela esmeril de distintas granulometrías empezando en 600 y terminando en 1200. Esta tarea deberá hacerse con sumo cuidado de no rallar el esmalte, caso contrario habrá que hacer la terminación de nuevo.

Para el pulido se debe utilizar únicamente el paño, no usar el cepillo ni ninguna pasta pues son todas abrasivas y le quitará el brillo y manchará el esmalte.















martes, 5 de febrero de 2013

El esmalte en joyería

El Esmalte
La definición de Esmalte: Pasta vítrea que se funde por la acción del calor para recubrir objetos como joyas, pequeñas cajas, cerámica o vidrio. Químicamente idéntico al vidrio, consiste en una mezcla de sílice (de cuarzo o arena), sosa o potasio y plomo. Para que estos elementos sean opacos se les suelen añadir otros óxidos metálicos. El esmalte sobre metal como una forma de arte.

 HISTORIA

 El empleo de esmalte en cerámica, ladrillos, vidrio y metal dio comienzo en la antigüedad y ha continuado hasta el presente. Las técnicas básicas de esmaltado sobre metal aparecieron en el siglo XVI. Con posterioridad estas técnicas han sufrido modificaciones, sin embargo, no ha aparecido ninguna nueva.

 PERIODOS ANTIGUO Y BIZANTINO

 En el antiguo Egipto y Mesopotamia se utilizó el esmalte cloisonné con vidrio tallado para decorar joyas como sustituto de gemas. Los primeros objetos esmaltados, que datan aproximadamente del siglo XIII a.C., son piezas de cloisonné azules y verdes de la cultura micénica, de Creta y de la península griega. Después, los persas, griegos y romanos realizaron algunos trabajos con esmalte alveolado y champlevé sobre joyas. Estas técnicas eran también conocidas por los pueblos nómadas de las estepas asiáticas, quienes con toda posibilidad las transmitieron a los celtas y a otros europeos. El esmalte celta era con toda probabilidad de color rojo y se aplicaba con la técnica del champlevé a vasijas de bronce y joyas. El esmalte cloisonné alcanzó su máximo desarrollo durante el Imperio bizantino. Existía ya durante el reinado de Justiniano I en el siglo VI, sin embargo, pocos ejemplos sobrevivieron a la iconoclasia del siglo VIII, cuando se destruyeron muchas obras de arte. La mayor parte de las piezas que aún hoy día existen datan de la edad de oro del arte bizantino de los siglos X y XI. Se aplicaron esmaltes de colores a objetos religiosos tales como cubiertas de libros, relicarios, báculos, cálices y crucifijos. La base solía ser de oro con figuras simples de colores en un estilo hierático y sobrio. Entre los magníficos ejemplos se encuentra la Pala d'Oro, retablo de la catedral de San Marcos de Venecia, cuyo fondo de oro está cuajado de pedrería y placas esmaltadas en oro y plata.

OCCIDENTE

 Durante la edad media la tradición celta del esmalte champlevé fue continuada por los irlandeses, que forjaron bellos y estilizados objetos para las iglesias. En el continente, durante el periodo carolingio, se fabricaron algunos pequeños objetos de oro decorados con esmalte cloisonné. En el siglo XII, durante el periodo románico, florecieron importantes escuelas de esmaltado champlevé en Colonia y otras ciudades germanas del río Rin y en la localidad de Lieja en el río Mosa. Los artistas que trabajaron el cobre dorado produjeron cubiertas de libros, relicarios, crucifijos y otros objetos religiosos y seglares. Los motivos eran por lo general religiosos, de estilo monumental, y los colores solían ser verdes, azules y blancos sobre bases de oro. Ejemplos notables son el frontal del púlpito de Klosterneuburg (1181) y el relicario de Santa María (1205), en la catedral de Tournai, ambos del esmaltista y orfebre flamenco Nicolás de Verdún.
A finales del siglo XII, Limoges, en Francia, reemplazó a las zonas del Rin y del Mosa como centro del arte del esmaltado, y continuó siendo el núcleo principal durante los periodos gótico y renacentista hasta el siglo XVII. Los primeros esmaltes de Limoges eran de tipo campeado con influencia de los estilos del Rin y del Mosa. En el siglo XV, los artistas de Limoges pintaron retratos y escenas sobre esmalte con un estilo naturalista. En España, donde tuvieron un gran éxito estas piezas, se conservan tres magníficos retablos de orfebrería limosina: el de San Miguel in Excelsis (Navarra), el del Museo Arqueológico Provincial de Burgos y el de la catedral de Orense. Otras obras importantes que se conservan son la estatua yacente del obispo Mauricio (en la catedral de Burgos) y la Virgen de la Vega (en la catedral de Salamanca). Otros centros de este arte durante el periodo gótico fueron varias ciudades italianas y París. En ellas, los artistas del esmalte desarrollaron la técnica del basse taille, que se aprecia, por ejemplo, en la pieza más antigua que se conserva realizada con este procedimiento, un cáliz firmado por Guccio di Mannaia entre 1288 y 1292 (Asís, Italia). También descubrieron la técnica del esmalte limón, representada en una copa de plata esmaltada. En el siglo XVIII el esmaltado se redujo a un arte decorativo de poca importancia. Se hicieron sobre todo populares las escenas pintadas o impresas con motivos florales sobre cajas de cobre esmaltadas en blanco y frascos de perfume realizados en Batter-Sea y Bilston, Inglaterra. El esmaltado resurgió en el siglo XX, en parte debido a la mejor calidad de los colores, el uso de metales más puros y hornos más eficientes. El esmalte escandinavo adoptó el sistema monocromo brillante aplicado a la joyería de plata o a los objetos artesanales de acero inoxidable. Los artistas profesionales y aficionados de muchos países fabricaron objetos de esmalte pintados que iban desde joyas de cobre a pequeña escala hasta planchas de acero para murales de gran tamaño. ORIENTE Las técnicas de esmalte fueron llevadas a la India, probablemente desde Europa, a través de Persia (hoy Irán). El esmalte campeado llegó a la India en siglo XVI y el pintado en el XIX. El de cloisonné se llevó a la China desde Constantinopla durante el XIII por los mongoles y los árabes, cuando China estaba bajo el dominio mongol. Presentaba una extraordinaria calidad durante las dinastías Ming y las primeras Qing (siglos XIV-XVIII). Se utilizó en vasijas de bronce, recipientes, candelabros y otros objetos, religiosos o no. Los esmaltes pintados, introducidos por los europeos en el siglo XVII, se utilizaron sobre todo para decorar artículos para la exportación. Los artistas japoneses trabajaron el cloisonné en el periodo Asuka (siglos VI-VIII). Durante los siglos XIX y XX emplearon el cloisonné y otras técnicas en artículos destinados a la exportación.


TÉCNICA

En el proceso de fabricación de esmalte, los ingredientes tienen al principio la forma de terrones o pastillas que más tarde se reducen a un polvo fino. Éste, seco o mezclado con agua o aceite, se aplica a mano sobre la superficie a recubrir. El objeto esmaltado se cuece entonces en un horno hasta que el esmalte se funde sobre la superficie. Para asegurarse la uniformidad del esmalte es necesaria una temperatura constante, por lo general de 1.000 ºC. Los procedimientos para esmaltar son cinco: el campeado (champlevé), el alveolado (cloisonné), el esmalte sobre relieve o translúcido (basse taille), el esmalte limón y el esmalte pintado.





1. ESMALTE CAMPEADO, EXCAVADO, VACIADO O CHAMPLEVÉ

Para realizar este procedimiento se trazan sobre la superficie del metal, casi siempre cobre, una serie de surcos que, a continuación, se rellenan con esmalte pulverizado. Después de cocer la pieza se rebaja el esmalte hasta igualarlo con el metal y, por último, se pule el conjunto con polvos de azafrán y pintura de joyero.

2. ESMALTE ALVEOLADO, TABICADO O CLOISONNÉ


En el proceso del cloisonné se montan sobre la superficie de metal unas diminutas divisiones o cloisons, que consisten en delgadas tiras metálicas. Pueden formar un dibujo y se fijan a la pieza por soldadura o por el mismo esmalte. Las divisiones o huecos se rellenan con esmalte pulverizado y el proceso siguiente es idéntico al empleado para el campeado. La técnica del cloisonné se suele aplicar a la plata, aunque también se utilizan como bases el oro y el cobre.

3.ESMALTE SOBRE RELIEVE, TRANSLÚCIDO O BASSE TAILLE

El proceso del basse taille es un tipo de campeado pero aplicado a la plata o al oro. El metal se graba o martillea a diferente profundidad según el diseño que se quiere conseguir. Los surcos se rellenan de esmalte translúcido, a través del cual se puede ver el diseño.

4.EL ESMALTE LIMÓN

El esmalte limón se asemeja al alveolado y se diferencia de él en que las divisiones se sueldan entre sí en lugar de hacerlo a la base metálica, la cual se retira después de la cocción. La capa de esmalte translúcido que queda produce un efecto como de vidriera. El esmalte fenestrado es especialmente frágil debido a que carece de base metálica. Sólo unos pocos ejemplos de los esmaltes de este tipo se conservan hoy día.

5. ESMALTE PINTADO

Los esmaltes pintados, parecidos a pequeños óleos, consisten tradicionalmente en una placa metálica que se recubre con una capa de esmalte blanco, que más tarde se cuece. El dibujo, realizado con esmaltes de colores, se aplica sobre la base blanca. Se requiere una cocción separada para cada pigmento, ya que cada uno funde a una temperatura diferente. En un principio, los colores se aplicaban pintándolos, pero hoy día se pulverizan, rocían o tamizan. El esmalte en polvo mezclado con aceite se utiliza para pintar retratos en miniatura, decorar esferas de relojes o para pequeños objetos, tales como tabaqueras que han sido ya recubiertas con esmalte blanco.